El coñac o cognac es una bebida alcohólica de tonalidad ámbar, poseedora de un característico aroma que agudiza los sentidos. A lo largo de los años el coñac ha sido sinónimo de ostentación y suntuosidad, y ha cobrado versatilidad con el transcurrir del tiempo.
Es importante destacar que el coñac es un tipo de brandy que se distingue por su localidad de producción. La magia ocurre dentro de las Casas de Cognac ubicadas en los alrededores de la ciudad de Cognac, de ahí el origen del nombre. En el departamento francés de Charente, específicamente en el 7 Place Édouard Martell, 16100 Cognac., se encuentra una de las más importantes y antiguas Casas de Cognac, La Maison Martell.
Maison Martell

Historia del Cognac Martell

En 1715 Francia vivía un auge remarcado en el epicureísmo, en la apreciación de la gastronomía y del arte. Jean Martell, nacido en 1694 llega a Francia, después de abandonar la isla de Jersey. Viaja por todo el territorio en busca del mejor eaux-de-vie, hasta establecerse en la región de cognac y fundar la destilería Maison Martell. De forma continua y persistente, Jean Martell viajó por toda la región donde forjó amistad con productores experimentados, con el objetivo de desarrollar y perfeccionar su propio método de destilación. En 1726 celebra su primer matrimonio con una de las hijas de un comerciante de coñac. Once años después, el 1737 contrae matrimonio una segunda vez y Rachel Lallemand se convierte en su segunda esposa.
Después de este segundo matrimonio, Jean Martell se dedica a expandir su destilería y con ello en mente compró tierras aledañas al rio de Charente. Vendió licores a países europeos como Alemania, Países Bajos, Inglaterra y posteriormente a América del Norte. Gracias a esto, el Duque de Orleans, Benjamín Franklin y George Washington se volvieron sus clientes más importantes.

El legado de Martell

Martell muere a los 59 años, en el año 1753. Es entonces cuando Rachel Lallemand se encarga del negocio con la intención de continuar con el deseo de su esposo y siguiendo su misma filosofía “Quiero solo lo mejor, sin artificios”.
Rachel Lallemand muere en 1775 dejando el negocio iniciado por Jean Martell en manos de sus dos hijos, los cuales también dedicaron su vida al arte del coñac y la expansión de la empresa.
Seria en 1783 cuando París reconoce la independencia de Estados Unidos y Martell hace la primera exportación de coñac Martell a costas estadounidenses.
Gracias a una licencia de importación firmada por Rey inglés Jorge III el coñac Martell logra entrar en Inglaterra durante el bloqueo continental, consiguiendo ser reconocido como un excelente cognac por el mercado inglés.
En 1831, los descendientes de Martell sacan el primer coñac V.S.O.P. y en 1838 adquieren el Castillo de Chanteloup, conocido como “Château de Chanteloup”. Este castillo llegó a ser la reconocida Casa Martell durante más de 200 años.
Con el transcurrir de los años, el crecimiento del negocio en el mercado internacional va en alza y el cognac Martell es reconocido gracias a la autenticidad de su sabor y la versatilidad que logró demostrar el Cognac Martell V.S.
A partir de 1858 comienzan las exportaciones a los países asiáticos, como Indonesia, Japón, Corea y Vietnam. El cognac Martell estuvo presente en eventos importantes como la coronación del rey Jorge V de Inglaterra y la expedición al Polo Norte de Paul-Emile, un famoso explorador.
En 1962, la Casa Martell lanza su cognac estrella, el “Martell Cordon Bleu” o “Martell Extra”, el cual tuvo gran recibimiento por parte de los conocedores de coñac.

El cognac Martell presente en la alta sociedad.

El cognac Martell Extra también estuvo presente en eventos de la alta alcurnia, como en la cena de la boda real del príncipe Rainiero de Mónaco y Grace Kelly, en la fiesta de recepción que el presidente de Francia dedicó a la reina Isabel II en el Musée du Louvre y en el Castillo de la Celle; y también sirvió como obsequio para el emperador Hirohito de Japón, durante su visita a Francia.

Elaboración artesanal.

La popularidad del cognac Martell se debe a su método de destilación artesanal. La Maison Martell sobresale por ser la única casa que solo destila vinos blancos, obteniendo un resultado puro que garantiza el sabor único de su coñac.
Esta técnica demanda una alta precisión en la temperatura y en el tiempo de la destilación.
Durante la destilación se obtiene un aguardiente incoloro y sin impurezas, el cual cobra su tonalidad ámbar una vez permanezca dentro de las barricas de roble que descansan en las oscuras bodegas de la Casa Martell, hasta que logra madurar y llegar al punto clave. Es entonces cuando se extrae el coñac de las barricas de roble y se deja reposar en una garrafa.

Disfruta de la mejor selección de cognacs.

En nuestra tienda online Disevil Vinos te ofrecemos una amplia variedad de licores y destilados, donde podrás comprar el Cognac Martell V.S, Cognac Martell V.S.O.P. Médaillon y el Cognac Martell Cordon Beu de la Casa Martell. También podrás adquirir de forma rápida y fácil otros tipos de cognac ampliamente reconocidos como el Cognac Remy Martin, el Cognac Courvoisier V.S, el Cognac Courvoisier Napoleón, el Cognac Courvoisier XO, el Cognac Hennessy, entre otra amplia variedad de licores. Visítanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y aviso legal y nueva RGPD de 25 de mayo de 2018, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!