Cómo abrir de forma correcta una botella de vino y de cava – DISEVIL
Cómo abrir de forma correcta una botella de vino y de cava - DISEVIL

Cómo abrir de forma correcta una botella de vino y de cava

Recomendaciones para abrir una botella de vino

  • La botella se pone en posición vertical y debemos moverla lo menos posible. Así evitamos que cualquier tipo de poso o sedimento pueda enturbiar el vino.
  • Con un cortacápsulas o con un cuchillo, repasamos el borde de la cápsula, alrededor, justo por debajo de la parte más ancha del cuello de la botella (el gollete), haciendo la circunferencia completa para dejar bien marcado el corte. Levantamos la cápsula y accedemos al corcho de la botella.
  • Insertamos poco a poco el el sacacorchos en el corcho teniendo en cuenta que la espiral no lo atraviese del todo, si no éste se romperá.
  • Con cuidado destapamos el vino, haciendo una ligera presión con la botella sobre la mesa y tirando del sacacorchos hacia arriba. 

Una vez que hemos destapado el vino:

  • Pasamos por la boca de la botella un paño limpio, para quitar cualquier resto de corcho que pueda quedar. Podemos oler el corcho, para comprobar que no contiene aromas extraños, para cerciorarnos de que el vino está en perfecto estado.
  • En el caso de los vinos tintos, para evitar su calentamiento con la mano, se puede utilizar un cestillo para colocar la botella y servirlo.
  • En el caso de vinos de mucha edad, como los grandes reservas, se pueden decantar (e incluso se deben decantar) y servir en un recipiente, botella o decantador especial para ello. También es conveniente abrirlos con al menos una hora de antelación, para que el vino se "airee". 

Cómo abrir de forma correcta una botella de cava o champán

En primer lugar debemos tener en cuenta que este tipo de bebidas suelen tener una presión considerable, por lo que debemos tener cuidado a la hora de abrirlas, y evitar siempre, cualquier tipo de apertura estruendosa o violenta, apuntando con el corcho, o agitando la botella.

  • Lo mejor, es que sujetemos la botella con un trapo limpio, para evitar que se nos resbale. Primero le quitamos el papel o aluminio que cubre el cuello de la botella, luego retiramos la malla o alambre que recubre el corcho, para su seguridad.
  • Con cuidado, sujetamos el corcho y lo vamos girando lentamente (sin cambiar la dirección de giro, para evitar que el corcho se rompa), y hacemos un poco de fuerza hacia arriba mientras seguimos girando el corcho hasta que salga. No se suelta el corcho nunca de la mano, podemos inclinar ligeramente la botella (45º) para una mejor apertura de la misma.
  • Deberemos tener una copa a mano, para evitar que se vierta liquido sobre la mesa o el suelo. Servimos en la copa con cuidado por la espuma. Si la bebida no tiene fuerza (gas) lo mejor es que desechemos la botella.
  • Como es una bebida que se toma muy fría (entre 5º-8º), no se llenan demasiado las copas para evitar que pierda este grado de frescura (como límite, unos dos tercios de la capacidad de la copa)
  • La copa debería ser tipo flauta, descartando las copas planas y anchas.
  • Sería aconsejable contar con una cubitera, para que no pierda su temperatura ideal. 
Artículo anterior
Siguiente post