Cerveza sin lúpulo, la cerveza más auténtica | Blog DISEVIL
Cerveza sin lúpulo, la cerveza más auténtica - DISEVIL

Cerveza sin lúpulo, la cerveza más auténtica

Las cervezas GRUUT son las auténticas y originales cervezas sin lúpulo. DISEVIL es el distribuidor en España. Te invitamos a descubrir la historia y las ventajas de las cervezas sin lúpulo para tu salud.

| El origen de la cerveza: sin lúpulo

El lúpulo se empezó a utilizar de forma hegemónica en la elaboración de la cerveza en el siglo XVI, pero la elaboración de cerveza sin lúpulo se remonta a la antigüedad, desde el año 700 A.C. Entonces, ¿cómo se elaboraba antiguamente la cerveza?

Antiguamente la cerveza se elaboraba con la combinación de una amplia variedad de hierbas y especias. En lugar de lúpulo se ponían hierbas amargas de diferentes variedades, para dar amargura a la cerveza y así contrarrestar la dulzura. Algunas de las más importantes hierbas que se utilizaban eran la artemisa, la milenrama, el mirto, el romero, la aquilea, el ajenjo, la hidra, el marrubio, el comino o la salvia. Esto dependía de las hierbas que se cultivaban en cada zona. Además, cada elaborador incluía otras hierbas, raíces y frutos para dotarlas de aromas y sabores únicos. Cada receta era un secreto celosamente guardado.

| La hegemonía del lúpulo: 1516

El lúpulo empezó a ser hegemónico en la elaboración de cerveza a partir de la implantación de la Ley de la Pureza (Reinheitsgebot en alemán) establecida el 23 de abril de 1516 por Guillermo IV de Baviera.

Esta ley decretaba que la cerveza solo podía elaborarse con tres ingredientes: agua (de manantial), cebada de malta y lúpulo. Se considera que esta fue la primera regulación legal de un producto alimenticio y estuvo vigente hasta el año 1986 que fue sustituida por la regulación de la Comunidad Económica Europea.

Guillermo VI de Baviera y su Ley de Pureza

Hay varios motivos por los que se adoptó esta ley:

Por un lado, motivos científicos,
se descubrió que el lúpulo era un gran conservante, mejor que cualquier otra hierba, por lo que permitía mantener la cerveza en buen estado de conservación durante mucho más tiempo.
Por otro lado, motivos económicos,
Guillermo IV de Baviera ostentaba el monopolio de la producción de cebada de malta. Al ser este uno de los elementos obligatorios le supuso un aumento de las ventas y también un aumento del precio, ya que no podía utilizarse un cereal sustitutivo.
También existieron motivos religiosos,
pues algunas de las combinaciones de hierbas tenían efectos afrodisíacos y estimulantes, algo no bien visto por la moralidad religiosa de la época. Por el contrario, el lúpulo tenía efectos sedantes algo que favorecía que los bebedores acabaran adormecidos.
Finalmente, el término cerveza se convirtió en un término oficial para describir las bebidas de malta que empleaban lúpulo, específicamente.
Planta de lúpulo

| Significado de Gruit

Las cervezas sin lúpulo tradicionales son conocidas con el nombre de Gruit o Grut que significa mezcla de hierbas que aromatizan la cerveza.

La marca de cervezas GRUUT es una adaptación del nombre Gruit o Grut pero también Gruut es como se denominaba la unidad monetaria que se utilizaba bajo el reinado de Carlos V.

Carlos V y la moneda Gruut

Cuando renació el interés por el consumo de cerveza artesana en todo el mundo, también resurgió la curiosidad por explorar los distintos modos en que se venía elaborando la cerveza desde la antigüedad.

Incluso en Estados Unidos se celebra desde el año 2013 -cada 1 de febrero- el Gruit Day, día destinado a rendir homenaje y concienciar a las tradiciones históricas de elaborar cerveza con hierbas y especias en lugar de lúpulo.

En España las cervezas belgas  GRUUT llegaron por primera vez en el año 2013 aunque en un principio se les cambió el nombre a Gruit para distribuirse por la península ibérica. Tras un periodo de interrupción en el suministro a España, DISEVIL alcanzó un nuevo acuerdo de distribución en España para distribuir las cervezas GRUUT con su nombre de marca original.

| La cervecera Gruut

La fábrica de cervezas GRUUT fue fundada en abril de 2009 en la ciudad belga de Gante por Annick De Splenter, una mujer que desde temprana edad se inició en el mundo de la fermentación y la cerveza.

La pasión de Annick por la cerveza empezó desde niña en el seno familiar, puesto que tanto su madre como su padre, trabajaban en los procesos de producción de grandes marcas de cerveza. Algunas de ellas: Young Pale Ale de Gistel y Dentergems Wit, Liefmans y Lucifer de Dentergem.

Annick y su familia en la fábrica Gruut

Con sus grandes conocimientos botánicos creó una fórmula magistral con la que esta maestra cervecera consigue crear unas cervezas muy equilibradas, elegantes y redondas. De los cinco estilos de cerveza que elabora cuatro de ellos son sin lúpulo.

Cervezas Gruut Sin Lúpulo

| Las ventajas de la cerveza sin lúpulo

En la actualidad se está revalorizando la vuelta a los orígenes tanto en los ingredientes de los alimentos como en los procesos de elaboración de los mismos. La industria alimentaria ha permitido aumentar la producción y rebajar costes aunque a menudo sacrificando la autenticidad de los sabores originales que se obtenían con las técnicas tradicionales.

Hierbas utilizadas en la elaboración de las cervezas Gruut
Las ventajas de disfrutar de una cerveza sin lúpulo son numerosas:
  • Al no contener lúpulo se evitan las propiedades inductoras del sueño y reductoras de la líbido del lúpulo.

  • No provoca resaca. Unos de los principales causantes de la jaqueca/resaca, aparte del consumo excesivo, es el lúpulo. Por lo tanto las cervezas sin lúpulo tienen menos probabilidad de producir jaqueca. No obstante, desde GRUUT y DISEVIL siempre recomendamos un consumo responsable de las bebidas alcohólicas.

  • Tienen efectos energizantes y de aumento de la líbido. No es una cerveza apta para puritanos.

  • Su amargor es más reducido y su paleta de sabores más aromáticos y suaves. El lúpulo es el que aporta a la cerveza su sabor amargo tan característico. La fórmula magistral creada por Annick De Splenter consigue ese sabor a cerveza característico pero suave.

  • Son apropiadas para personas con alergia al lúpulo o que sufren de ácido úrico.

  • Todos los ingredientes con los que se fabrican son 100% naturales, sin conservantes ni colorantes artificiales añadidos.

  • Es una excelente forma de disfrutar una cerveza "como las de antes".

  • Por último y no por ello menos importante, las cervezas Gruut son... deliciosas. No podía ser de otro modo procediendo del paraíso de las cervezas: Bélgica.

 

Te invitamos a probar las cervezas sin lúpulo Gruut. Estamos convencidos que te encantarán!

 

Artículo anterior
Siguiente post